por nuestra Alumni Jennifer Veiga

 

¿Por qué razones se debería tener en cuenta este destino a nivel laboral?

 

El caribe es destino por el que todo hotelero debería pasar.

No solo por las particularidades culturales de los países de esta zona, sino porque operativamente te permitirá adquirir una capacidad resolutiva que en ningún otro destino podrás desarrollar.

Los hoteles son diferentes a los que podemos encontrar en España o Europa. Existen complejos hoteleros que pueden llegar a estar formados por 7 hoteles, como en el caso del complejo Bahía Príncipe Punta Cana  en el que estoy trabajando actualmente.

A nivel laboral abre muchas puertas, puesto que una vez que hayas trabajado allí, cualquier otro hotel resultará más sencillo. Esto se debe a varias razones, como por ejemplo: El personal, los suministros o la logística, que a veces ralentiza mucho la resolución de cualquier inconveniente.

No obstante, hay que tener en cuenta que el destino caribe es muy amplio y cada país cuenta con dificultades características. Según mi propia experiencia y la de mis compañeros, si tuviéramos que clasificarlos según su complejidad, el ranking sería el siguiente:

  1. Cuba
  2. Jamaica
  3. República Dominicana
  4. Santa Lucía
  5. México

Personalmente, he trabajado en los tres primeros y Cuba ha sido  el que me ha abierto las puertas a la dirección hotelera en el resto del caribe.

Gracias a esta experiencia me convertí en la directora general más joven de la compañía Blue Diamond con tan solo 25 años, lo que me aporto muchísimo; no solo a nivel laboral sino también motivacional.

El caribe existen muchas oportunidades como consecuencia de una la alta rotación en puestos directivos, que con esfuerzo y trabajando duro, permite disponer de muchas posibilidades a la hora de conseguir un posición buena en poco tiempo.

Soy consciente de que en España nunca hubiese alcanzado este tipo de posición siendo tan joven.

 

¿Sería un destino adecuado para iniciar una trayectoria profesional y aprender o se trata de un sector más adecuado para perfiles sénior?,  ¿y para realizar prácticas?

 

Como buena gallega tengo que decir que depende, sobre todo,  del puesto al que apliques.

Si es un puesto corporativo, es para senior sin duda; si es para operación pura, es un destino para aprender y para gente joven.

El caribe requiere mucho sacrificio y muchas ganas, apoyado de experiencia y capacidad de resolución.

 

¿Notaste algún choque cultural a nivel de empresa?

 

En Cuba el choque cultural resultó muy grande.

Hay que tener en cuenta que se trata de un país socialista, en el que  los hoteles son propiedad del estado y las empresas extranjeras son meras gestoras operativas: No seleccionan personal de línea, no gestionan las compras ni las mejoras de mantenimiento a realizar, entre otras muchas cosas. La cadena o empresa simplemente comercializa y presta su marca con sus estándares.

En el caso de Jamaica, el choque más fuerte ha sido a nivel cultural, no directamente en el ámbito laboral. Las personas son mucho más cerradas y todavía permanece un cierto racismo hacia las personas de piel blanca un poco arcaico. Esto afecta a cómo tratar a las personas y no debemos olvidar que el 90% de nuestro trabajo se basa en el trato a las personas.

En dominicana, todo es más sencillo. Laboralmente es un placer trabajar allí, sobre todo después de haber pasado por los dos destinos anteriores. No obstante,  si vienes directo de España, necesitarás un tiempo de adaptación importante. 

 

¿Existe mucha diferencia en cuanto a sistemas de trabajo?, ¿cuesta adaptarse?

 

Esto depende mucho del país, ya que cada uno cuenta con sus propias leyes y forma de trabajar, que afectarán a nivel laboral y personal de manera directa o indirectamente.

En el ámbito laboral, muchos procedimientos pueden estar regulados de forma diferente y a nivel personal; la sanidad, el salario y los impuestos son cosas que afectan nos guste o no. 

En el caso de Cuba los sistemas son totalmente diferentes a lo que podáis estar acostumbrados, teniendo en cuenta que en el resto de países funciona de manera similar al español,  salvando algunas particularidades.

Todo dependerá del origen de la empresa con la que trabajéis, que tendrá unos métodos u otros. 

 

Os pongo algún ejemplo para que pueda verse la realidad de trabajar en un país como puede ser Cuba:

En cuba  los hoteles son propiedad de una empresa estatal por lo que cualquier mejora, inversión o importación debe estar aprobada por ellos. Una vez aprobada puede tardar hasta 2 años en llevarse a cabo o puede suceder que nunca llegue a realizarse porque sucedan cosas que cambien las prioridades del país (como el huracán Irma del año pasado, o la muerte del comandante Fidel Castro).

Otro caso muy particular es relacionado con la empresa que se encarga de suministrar todos los hoteles y que es propiedad de estado.  Cuando tiene poca rotación en los almacenes y se le vence un producto, en lugar de darlo de baja,  se aplica la “directiva 33” y se envía a cada uno de los hoteles por partes iguales para que cada hotel asuma el coste o lo consuma como pueda…

Por un lado, parece razonable que cada hotel asuma una parte, en lugar de que uno solo asuma todo ese gasto. Por otro lado, en España ningún proveedor al que le compres puede enviarte un producto vencido para evitar hacerse cargo del gasto; muchas veces incluso, cuando ni siquiera utilizas dicho producto en el hotel y tu coste está al límite…

 

¿Cómo es el trabajo a nivel de equipos, personal cualificado y recursos?

 

La cualificación del personal en el caribe suele ser baja, aunque esto ha ido cambiando en los últimos años.

El turismo se ha desarrollado mucho y cada vez hay personas con más experiencia. Aun así, la formación continua es clave en cualquier hotel; ya que cada día hay que innovar y reinventarse para poder alcanzar el éxito en este sector.

El tema de recursos no suele ser un problema, aunque bien es cierto que cuanto más grande es un complejo más lenta es la logística para la obtención de los recursos. Es primordial que los departamentos de compras y almacenes tengan una organización excepcional, para reducir el efecto que puedan causar en la operación del hotel.

Hay que tener en cuenta que en el caribe el Control Interno es realmente importante  (me acuerdo mucho del Sr. Sieira en sus clases relativas a esta materia). Es la única forma de mantener los recursos controlados y que los costes no se vayan a las nubes.

 

Jennifer Veiga

Subdirectora Fantasia Bahía Príncipe Punta Cana